Un agricultor se agacha sobre suelo seco y agrietado en su granja en Punjab.
Gurjap Singh, un agricultor de la aldea de Harigarh en Punjab, no puede cultivar arroz este año. Su pozo tubular, excavado a unos 30 metros de profundidad, ya no llega al agua subterránea. Crédito: Gurpreet Singh

This is an authorized translation of an Eos article. Esta es una traducción al español autorizada de un artículo de Eos.

Punjab, un estado al norte de la India sin salida al mar, tiene una economía predominantemente basada en la agricultura que le valió el sobrenombre de “plato de comida de la India”. Sin embargo, a los expertos les preocupa que si la región continúa extrayendo agua subterránea al ritmo actual, es posible que no haya suficiente agua para cultivar, y el estado podría verse devastado económica y ecológicamente.

Punjab está comenzando a adoptar lentamente medidas para controlar la extracción de agua, pero las pérdidas continuarán si no hay iniciativas más agresivas.

Cómo disminuyó el agua subterránea

A mediados de la década de 1960, el sector agrícola de Punjab floreció, debido en parte a los subsidios federales para fertilizantes y pesticidas. En la década de 1970, el gobierno estatal creó una corporación para acceder a la abundante cantidad de agua subterránea de la región mediante la construcción de miles de pozos.

En la actualidad, al menos el 40% de los excedentes de alimentos de la India se cosechan en Punjab. En mayo de este año, durante la temporada alta de cultivo, la Corporación de Comida de la India informó que había recolectado casi 13 millones de toneladas métricas de trigo en la región, a pesar de la contingencia debida al coronavirus. El año pasado, recolectó 11 millones de toneladas métricas de arroz de Punjab.

En la búsqueda de cultivar más arroz y trigo, en los últimos 60 años se han excavado más de 1.4 millones de pozos tubulares agrícolas en Punjab. En promedio, los niveles de agua subterránea se han hundido 51 centímetros cada año.

El año pasado, los niveles de las aguas subterráneas disminuyeron más de 60 centímetros, dijo Gopal Krishan, científico de hidrología y suelos del Instituto Nacional de Hidrología de la India que trabaja en un informe que pronto publicará el instituto. “Esto es alarmante”, dijo.

Se necesitan más de 3.35 metros cúbicos de agua para cultivar 1 kilogramo de arroz, según la Comisión de Precios y Costos Agrícolas de la India. Cultivados en más de 2.7 millones de hectáreas, se estima que en Punjab crecen 11 mil millones de kilogramos de arroz cada temporada. El agua que necesitan estos cultivos de arroz (equivalente a casi 36 mil millones de metros cúbicos de agua) equivale a 27 veces más que el consumo anual de los hogares (1.3 mil millones de metros cúbicos) de los 28 millones de habitantes del estado.

Aguas más profundas

Las preocupaciones de los agricultores han ido en aumento desde que comenzó la temporada de cultivo de arroz de Punjab en 2020 en junio.

En la década de 1960, dijo, “el agua subterránea estaba disponible a 3 metros. Ahora se excavan pozos tubulares de hasta 150 metros”.

Nek Singh, un agricultor de la región de 75 años, ha sido testigo de la caída del nivel del agua durante el último medio siglo. En la década de 1960, dijo, “el agua subterránea estaba disponible a 3 metros. Ahora se excavan pozos tubulares de hasta 150 metros” para alcanzar el nivel del agua subterránea que se aleja rápidamente. “Incluso si el agua estuviera disponible a mayor profundidad, no sería rentable y es posible que tengamos que cerrar nuestras granjas”, dijo Singh.

Geográficamente, Punjab se divide en 138 bloques administrativos; solo 22 de estos bloques tienen suficientes suministros de agua subterránea, según la evaluación de 2017 de la Junta Central de Aguas Subterráneas de la India. El resto se encuentra en niveles críticos. “La pérdida de agua es más grave, más de 1 metro en un año, en 40 bloques”, dijo el hidrogeólogo estatal de Punjab, Rajesh Vashisht. Se ha notificado a los distritos en los que se encuentran estos bloques que no pueden permitir nuevos pozos de riego.

“No podemos ir más profundo, ya que sería inviable extraer agua de los acuíferos a tal profundidad”, dijo Vashisht. “Es posible que los acuíferos no se sequen completamente, pero ¿hasta qué profundidad podemos llegar? Llegará un día en el que extraer agua a cierta profundidad será malo para la economía “. Este año, el gobierno de Punjab pagará 65,000 millones de rupias (aproximadamente 845 millones de dólares) por electricidad para hacer funcionar los pozos, una parte importante del presupuesto anual del estado.

Pérdidas confirmadas

“Sería un desierto aquí si continuamos explotando nuestro único recurso natural”, dijo el economista agrícola Sardara Singh Johl, actual rectora de la Universidad Central de Punjab en Bathinda. Cuando era rector de la Universidad de Punjabi a mediados de la década de 1980, Johl (ahora de 93 años) envió una alerta en un informe presentado al gobierno, pidiendo a los agricultores y al gobierno que detuvieran el agotamiento de las aguas subterráneas diversificando los cultivos y deteniendo la producción de arroz. “Nadie escuchó”, dijo.

“Punjab consume un 166% de agua subterránea para riego”.

En 2009, investigadores informaron de una “tasa alucinante“ de disminución del nivel de agua subterránea durante la década anterior en los estados de Punjab, Haryana y Rajasthan, en el norte de la India. Se extrajeron más de 109 kilómetros cúbicos de agua de los acuíferos de la región, según los datos recopilados por los satélites gemelos del Experimento del Clima y Recuperación Gravitatoria (GRACE, por sus siglas en inglés) de la NASA, lanzados en 2002.

En su informe de 2017, la Junta Central de Aguas Subterráneas concluyó que con las tasas actuales de extracción, los recursos de agua subterránea de Punjab pueden agotarse en 20 a 25 años.

Refiriéndose a las últimas estimaciones de agua subterránea, preparadas conjunta y anualmente por el Departamento de Agricultura de Punjab, el Departamento de Recursos Hídricos y la Junta Central de Aguas Subterráneas, Vashisht dijo que “Punjab consume 166% de agua subterránea para riego”.

Las mujeres de la aldea de Kalar Bhaini, Punjab, plantaron arroz en junio. Un pozo tubular bombeaba agua subterránea continuamente durante 10 horas para llenar el campo. Crédito: Gurpreet Singh

Cavando más profundo

Alarmado por los cambios radicales en los niveles de agua subterránea, el gobierno estatal contrató a la Compañía Nacional de Agua de Israel, Mekorot Development and Enterprise Ltd. para encontrar soluciones. Mekorot evaluará la magnitud del problema y la empresa ha comenzado a recopilar datos en todo Punjab.

A principios de este año, el estado también creó un organismo regulador del agua, la Autoridad de Regulación y Desarrollo del Agua de Punjab. El gobierno de Punjab también puede prohibir la excavación de nuevos pozos entubados y hacer obligatorio el registro de todos los pozos entubados existentes.

Sin embargo, al final, el problema puede ser más político que hidrológico. En 1997, el partido gobernante de Punjab decidió pagar los costos de la electricidad para operar todos los pozos tubulares del estado. Con una fuerte oposición de los agricultores, el gobierno de Punjab puede tener dificultades para revocar ese subsidio, incluso cuando las aguas subterráneas del estado desaparecen.

—Gurpreet Singh (@JournoGurpreet), escritor científico

This translation was made possible by a partnership with Planeteando. Esta traducción fue posible gracias a una asociación con Planeteando.

Text © 2021. The authors. CC BY-NC-ND 3.0
Except where otherwise noted, images are subject to copyright. Any reuse without express permission from the copyright owner is prohibited.