Science Policy & Funding News

Cómo convertir nuestras ciudades en Treetopias

Estamos y seguiremos plantando más árboles callejeros, arboledas urbanas y cúmulos informales de árboles en nuestros parques y espacios verdes. La Treetopia ha comenzado.

By Alan Simson

This is an authorized translation of an Eos article. Esta es una traducción al español autorizada de un artículo de Eos.

Covering Climate Now logoEl siglo XXI es el siglo urbano. Se ha pronosticado que las zonas urbanas de todo el mundo se expandirán hasta alcanzar los 2.500 millones de personas en 2050.

La velocidad y la escala de la urbanización han creado importantes problemas ambientales y sanitarios para los habitantes de las ciudades. Con frecuencia, estos problemas se han visto agravados por la falta de contacto con el mundo natural.

Con el grupo de investigación Tree Urbanistas, he estado considerando y debatiendo cómo resolver estos problemas. Para el año 2119, la única manera de que las ciudades puedan funcionar, ser viables y mantener a sus poblaciones es restablecer el contacto con el mundo natural, en particular con los árboles.

Las ciudades del futuro

La creación de bosques urbanos hará que valga la pena vivir en ciudades, que sean capaces de funcionar y de sustentar a sus poblaciones: Las Treetopias.

Este rediseño incluirá la plantación de muchos más árboles urbanos y otros tipos de vegetación, así como el uso de nuevos métodos más creativos. Aunque no nos dimos cuenta del todo en ese momento, el Hundertwasserhaus de Viena de 1986, un edificio que incorporó 200 árboles en su diseño, fue el comienzo de un pensamiento de silvicultura urbana innovador.

Esto se ha llevado a cabo en los apartamentos Bosco Verticale de Stefano Boeri en el centro de Milán, que incorpora más de 800 árboles como parte del edificio. En todo el mundo se están desarrollando estructuras similares, como en Nanjing en China y Utrecht en Países Bajos.

Los bosques urbanos deben ser diseñados como una prioridad, parte de la infraestructura crítica de toda la ciudad, no sólo como una idea cosmética de último momento. Por ejemplo, en 2015, los bosques urbanos del Reino Unido le ahorraron al Servicio Nacional de Salud más de 1000 millones de libras esterlinas al ayudar a reducir el impacto de los contaminantes atmosféricos. En 2119, bien podríamos recordar a este momento de la historia como el equivalente a la barriada victoriana.

Los árboles pueden crear lugares que tienen la capacidad de mejorar enormemente nuestra salud y bienestar. Nuestros bosques urbanos pueden ofrecer espacios y lugares para ayudar a manejar nuestra salud mental y mejorar nuestra salud física. Investigaciones han indicado, por ejemplo, que aumentar la cubierta del dosel de un vecindario en un 10% y crear lugares seguros y caminables puede reducir la obesidad hasta en un 18%.

Ciudades construidas entre árboles

A medida que las zonas rurales se vuelven menos productivas como consecuencia del cambio climático, las ciudades – que previamente consumían bienes y servicios procedentes del campo – tendrán que pasar a ser internamente productivas. Los árboles jugarán un papel esencial en esto, contribuyendo al equilibrio energético de la ciudad mediante el enfriamiento, la regulación y la limpieza de los flujos de aire y agua, y asegurando que nuestros previamente descuidados suelos urbanos funcionen saludablemente.

Los bosques urbanos también podrían proporcionar madera para la construcción. Tenemos una historia de bosques productivos en el Reino Unido, sin embargo, los materiales de construcción alternativos y el crecimiento de una población urbana con menos conocimientos sobre la gestión de los bosques significa que el bosque urbano rara vez se considera productivo. Estamos reconociendo la productividad potencial de los bosques urbanos, ya que las campañas para estimular los mercados de madera de producción propia y lograr una mayor eficiencia en la ordenación están teniendo éxito.

Además, el crecimiento económico sigue siendo considerado como el símbolo principal de la eficacia de una ciudad, pero tenemos que ser igualmente conscientes de otros valores no visibles. Así se abrirán nuevos enfoques de gobernanza. La gobernanza debe abarcar de forma equilibrada todas las formas de valor y facilitar una nueva visión, considerando cómo los árboles pueden ayudar a crear ciudades habitables.

Nuevas oportunidades

A medida que la población urbana aumenta, es necesario mejorar la comprensión de la amplitud y diversidad de los valores que se tienen acerca de nuestros bosques urbanos. Cada persona puede tener varios valores distintos a la vez, ya que los bosques urbanos pueden contribuir a su bienestar de diferentes maneras.

Los actuales guardianes de nuestro bosque urbano, principalmente los responsables de los árboles ante las autoridades locales, dedican gran parte de su tiempo a gestionar riesgos en lugar de maximizar las oportunidades de los árboles. A menudo reciben quejas sobre los árboles y la gestión de los mismos, y a veces puede ser difícil recordar que la gente también se preocupa por los árboles. Necesitamos desarrollar asociaciones viables entre los responsables de la conservación de los árboles, los miembros de la comunidad y las empresas para apoyar a los árboles en nuestras ciudades.

Aunque la cubierta del arbolado de las ciudades de todo el mundo está disminuyendo actualmente, no ocurre lo mismo en Europa, donde va en aumento. Muchos países europeos están reconociendo el hecho de que hemos sobrediseñado nuestras ciudades para acomodar los automóviles, y ahora es el momento de reclamar el espacio público para nuestra gente, ya sean peatones o ciclistas.

Proyectos creativos como el Hundertwasserhaus no son la única respuesta a la creación de Treetopias. Estamos y seguiremos plantando más árboles callejeros, arboledas urbanas y cúmulos informales de árboles en nuestros parques y espacios verdes. La Treetopia ha comenzado.

—Alan Simson, The Conversation (Reino Unido) 

Esta historia apareció originalmente en The Conversation (Reino Unido). Se vuelve a publicar aquí como parte de la asociación de Eos con Covering Climate Now, una colaboración periodística global comprometida con el fortalecimiento de la cobertura de la historia climática.

This translation was made possible by a partnership with Planeteando. Esta traducción fue posible gracias a una asociación con Planeteando.